INDEX

ABUSO DE SUSTANCIAS

ABUSO DE SUSTANCIAS es un ensayo artístico que interpela nuestra relación con las sustancias fósiles a partir de un Ejercicio de Memoria enfocado en el desastroso e impune derrame de petróleo provocado por la empresa Shell en enero de 1999 en el Rio de La Plata frente a la costa de la ciudad de Magdalena.

ABUSO DE SUSTANCIAS
22 de mayo al 22 de junio 2017
Hall Central de la Biblioteca Pública de la Universidad Nacional de La Plata UNLP
El martes 31 de enero de 2006 el entonces presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, George W. Bush, en su discurso El estado de la Nación ante la sesión conjunta del Congreso, se atrevió a definir a esa sociedad como “adicta al petróleo”.
Por razón de Imperio, pienso que esta definición puede ser trasladada a toda sociedad humanasobretecnificada y condicionada en mayor o menor medida por el uso, y en especial el abuso de sustancias fósiles.
No cabe duda que el papel de estas sustancias en darle vertiginosamente forma al mundo en los últimos 200 años, es central.
Así, buena parte de la sociedad humana vivimos hoy un estado de producción, desplazamiento y consumo maniáticos.
Todos a esta altura de las circunstancias sabemos, o deberíamos saber que el acceso a las fuentes, la extracción, la transformación, el transporte, la comercialización y el consumo a escala brutal de sustancias potencialmente provocadoras de uso imperioso y desarrollo de dependencia implican resultados devastadores.
Actores protagonistas en esta historia son las gigantes empresas petroleras privadas llamadas “Trust” (paradójicamente, en idiomainglés: confianza), que mediante su cartelización manejan el inmenso tráfico de petróleo y derivados, determinando en su favor absolutamente capitalista su uso abusivo y a la vez injusto.
Los resultados están a la vista: guerras de ocupación territorial, desplazamiento de poblaciones, injusticia social, y daño ambiental a gran escala, todo esto coronado por su inmensa acumulación de poder financiero y político.

En nuestra región Rioplatense hemos experimentado en forma directa un desastre socio ambiental de este género.
El 15 de enero de 1999 dos buques de carga, uno de ellos petrolero, colisionaron en el Río de La Plata, frente a la ciudad de Magdalena, Argentina. El 20 de enero 16 Km. de costa estaban cubiertos con 5.000 toneladas de petróleo, devastando flora y fauna, tanto como envenenando el agua y la comunidad.
Entre los días 18 de enero y 10 de febrero, en ese entonces como parte del equipo de Ala Plástica, efectué un ensayo fotográfico acerca de la situación y sus consecuencias sobre el ecosistema y la comunidad, quedando así expuestos los alcances de la catástrofe y el fallido abordaje del desastre por parte de la compañía Shell, responsable del barco accidentado y el petróleo derramado, resultando evidente la naturaleza inútil y agresiva de sus actividadesen el terreno.
El 10 de febrero de 1999, tres semanas después que el petróleo llegara a la costa, la compañía interrumpió sus tareas y abandonó el lugar al no ser aprobado el deficiente plan de contingencia que ofrecía.
Desde entonces la comunidad de Magdalena reclama restauración ambiental y compensaciones por medio de acciones legales. A pesar de un fallo del año 2002 ejemplarmente condenatorio hacia Shell, el sistema judicial, incluyendo la actuación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, solo ha accionado en favor de la imposibilidad de aplicación de la condena sobre la empresa, nada sorprendente. Mientras tanto, el ecosistema y la gente intentan recuperarse pacientemente.

Entre los días 12 y 13 de octubre de 2014, a 15 años del gran derrame de petróleo,realizamos junto con Pablo Maugeri, conocedor de las aguas y la costa del rio, la expediciónEn busca del Petróleo Perdido, recorriendo 50Km. por agua en canoa desde el pueblo de Atalaya hasta el arroyo Juan Blanco y regreso al punto de partida, ambos límites del mayor impacto producto del desastre sobre la costa de Magdalena.
Volver 15 años después a los sitios dañados permitió verificar y registrar la permanencia de rastros y efectos del petróleo allí abandonado.

Esta muestra denominada Abuso de Sustancias combina fotografías, instalaciones, mapas y objetos con la intención de funcionar como un Ejercicio de Memoria antela ocurrencia de este tipo de hechos y testimoniar la impune permanencia del daño provocado.

Comentarios relacionados al proyecto

Deja una respuesta

Buenos Aires | Argentina